Es el uso del agua de la piscina con fines terapéuticos ya sea de forma térmica( calor) o mecánica(chorro o contacto) sirve para lesiones o trastornos locales o internos, ayuda a personas con parálisis cerebral u otras patologías.

Ayuda a niños, jóvenes y adultos que presentan parálisis, columna bífida u otras patologías.